Nutriendo Juntos Centro Nutricional

¿Cómo reforzar nuestro sistema inmunológico?

Compartelo en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Un control en los hábitos y condiciones higiénicas y sanitarias que corresponden a una dieta equilibrada y suficiente, ejercicio físico, descanso adecuado y control del estrés, puede ayudarnos a reforzar el sistema inmunitario, el cual nos protege de bacterias, virus y otros patógenos.

¿Qué es el sistema inmunológico?

Es un sistema complejo de células, tejidos y órganos, que sirven de defensa del cuerpo a infecciones, está compuesto principalmente por glóbulos blancos también llamados leucocitos, así como de ganglios linfáticos. Ç

¿Está relacionada la nutrición con un mejor sistema inmunológico?

Por supuesto, es un hecho bien conocido que un pobre estado nutricional conlleva a un mayor riesgo de contraer infecciones, sin embargo, el conocimiento del papel que juegan los nutrientes en los mecanismos inmunológicos de la defensa es mucho más reciente.

Algunas vitaminas y minerales y componentes que presentan relación directa con el sistema inmunitario son:

  • Vitamina C: Se encuentra en alimentos como naranja, limón, piña, kiwi, fresas, mango, pimientos, tomate
  • Vitamina E: Presente en el aceite de germen de trigo, aceite de soya, germen de cereales, aceite de oliva y vegetales de hojas
  • Vitamina A: Presente en las vísceras como el hígado, los huevos, lácteos. Así como también en forma de beta caroteno presente en la zanahoria, durazno, y verduras de color
  • Complejo B: En alimentos de origen animal carne y vísceras, pescados y El ácido fólico presente en verduras de hoja verde, frutas.
  • Flavonoides: Presente en verduras de la familia de la col, verdura de hoja verde, frutas rojas y moradas. como las moras o frambuesas, también se presentan en el té.
  • Hierro: Mineral muy importante relacionado principalmente al desarrollo saludable del cerebro en el infante, presente en hígados, carne de res, bazo, pescados, y en menor proporción en
  • Zinc: Presente en mariscos, semillas de calabaza, quesos, frutos secos, carnes,
  • Selenio: Su importancia bactericida es clave en el reforzamiento del sistema inmunitario; está presente en carnes, pescado, cereales, huevos, frutas y
  • Probióticos: Los probióticos son organismos vivos que administrados por vía oral en las cantidades adecuadas son beneficiosos para la
  • Prebióticos: Importante sustrato para los probióticos como por ejemplo la leche, la miel, verduras con fibra, frutas como el plátano, trigo y avena integral, legumbres y frutos

Estrés y sistema inmunitario

El estrés se produce cuando los episodios de la vida, ya sean de orden físico o psíquico, superan nuestra capacidad para afrontarlos. Aunque esto puede afectar a todos los órganos y funciones orgánicas, sus efectos se concentran sobre el corazón y el sistema cardiovascular, el cual se ve obligado a trabajar de forma forzada, y sobre el sistema inmunitario, que reduce su efectividad, lo que provoca una disminución en el sistema inmunitario.

Cuando existe una circunstancia que el organismo interpreta que es peligrosa, las glándulas suprarrenales secretan cortisol. El cortisol, es una hormona que permite afrontar a nuestro cuerpo a situaciones de excepcionalidad, si esto ocurre de manera puntual, una vez normalizada la situación de peligro o de estrés, se normalizan los niveles.

Pero, si el estrés se cronifica en el tiempo, el cortisol puede provocar efectos perjudiciales   en   el   sistema   inmunitario, favoreciendo   una   mayor predisposición a enfermarse.

Por todo lo antes mencionado, no cabe duda que una dieta balanceada y un estilo de vida saludable libre de estrés y preocupaciones son características imprescindibles para una vida óptima y con salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Populares

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de Atención al Cliente está aquí para responder tus consultas.
Hola 👋, ¿cuál es tu consulta?